Medidor de resistencia de la puesta a tierra y de la resistividad del suelo Sonel MRU-30

Ahora más económico significa mejor!

 

La realización de las mediciones de resistencia de la puesta a tierra es un proceso que requiere un mayor compromiso por parte de la persona que realiza las mediciones que las demás mediciones relacionadas con la protección contra choques eléctricos. Cualquier facilidad que pueda ayudar a realizar correctamente el ensayo y a reducir su duración es por lo tanto inestimable.

En la amplia familia de medidores de resistencia de la puesta a tierra fabricados por Sonel SA encontraremos soluciones que incluyen, en principio, todos los métodos de medición disponibles. Hasta ahora la estrecha dependencia de las posibilidades funcionales del precio hacía que los medidores más baratos dispusieran únicamente del método técnico tripolar. Los medidores que ofrecen más métodos de medición son en cambio más costosos. El hueco en este aspecto lo ocupará seguramente el nuevo medidor Sonel MRU-30, económico pero también extendido, fabricado por Sonel SA.

Miernik Sonel MRU-30 i akcesoria

Fot. 1. Medidor Sonel MRU-30 con accesorios

 

Nueva carcasa

Seguramente la primera cosa en la que se fija el usuario es la carcasa del nuevo Sonel MRU-30. Su forma tan simple no solo ha permitido reducir las dimensiones del dispositivo presentado, sino también conseguir el grado de protección IP65. El nuevo instrumento es por lo tanto resistente al polvo y a los chorros de agua de todas las direcciones, lo que sin duda es una característica útil si los trabajos se realizan casi exclusivamente en el exterior. Los términos ergonómico y simple adquieren en este caso una nueva dimensión. La carcasa de dos componentes, con asas especialmente perfiladas, permite agarrar con seguridad el dispositivo en las manos, incluso cuando la carcasa está mojada. El acceso a todas las funciones es posible directamente desde el teclado. El desplazamiento por el menú del medidor se realiza de manera secuencial y la función seleccionada actualmente es marcada mediante el diodo LED claro.

Fot. 2. Panel frontal del medidor Sonel MRU-30 (2p, 3p, 4p etc. – los diodos indican la función seleccionada).

 

Funciones de medición

Como se ha mencionado en la introducción, el medidor, a pesar de su bajo precio, se caracteriza por la considerablemente mayor cantidad de funciones de medición que los demás modelos económicos ofrecidos por Sonel.

El medidor Sonel MRU-30 permite emplear la mayoría de los métodos conocidos de medición de resistencia de las puestas a tierra:

  • el método técnico (2p, 3p, 4p),
  • el método técnico con uso de pinzas adicionales (puestas a tierra múltiples),
  • el método de dos pinzas (puesta a tierra múltiple - sin estar conectadas entre si debajo del suelo).

El método de dos pinzas permite realizar en algunas situaciones las mediciones de resistencia de las puestas a tierra sin necesidad de usar sondas auxiliares clavadas en el suelo.

Completan las posibilidades del instrumento las mediciones:

  • de resistividad del suelo (método Wenner),
  • de continuidad de las conexiones de protección y equipotenciales con una corriente de 200 mA con función de puesta a cero automática (según la norma EN 61557-4),
  • de las corrientes de fuga con uso de pinzas adicionales (en el método 3p + pinzas en el método de dos pinzas),
  • de las tensiones perturbadoras.

En el medidor están también disponibles algunas funciones muy útiles:

  • medición de la resistencia de los electrodos auxiliares RS y RH,
  • medición de las tensiones perturbadoras,
  • medición en presencia de tensiones perturbadoras en las redes de una frecuencia de 50 Hz y 60 Hz,
  • selección de la tensión de medición máxima (25 V y 50 V),
  • introducción de la distancia entre los electrodos para la resistividad en metros (m) y en pies (ft),
  • memoria de 990 mediciones (10 bancos de 99 celdas),
  • posibilidad de calibración de las pinzas amperimétricas,
  • transmisión de los datos al ordenador (USB),
  • indicación del nivel de carga de las baterías.

La batería incorporada es una solución innovadora para este tipo de dispositivos. Sin embargo, con la calidad actual de las baterías, con seguridad puede considerarse como una ventaja. Sobre todo, dado el hecho de que incluso en caso de su descarga tenemos la posibilidad de usar el cargador de automóvil. Este accesorio adicional permitirá terminar las mediciones en el terreno.

El medidor Sonel MRU-30 cuenta con un aislamiento doble, según las normas EN 61010-1 y EN 61557, con la categoría de medición CAT III 300V según la norma EN 61010-1 y, como se ha mencionado anteriormente, con el grado de protección de la carcasa IP65 según la norma EN 60529.

 

Rango de aplicación

Tomando en consideración las funciones de medición implementadas, el rango de aplicación posible de este dispositivo es muy amplio. El método 3p y 4p puede usarse en todos los lugares en los cuales tenemos la posibilidad de desconectar los terminales aéreos para los sistemas complejos o medimos la resistencia resultante de la puesta a tierra sin desconectar los conectores de control. Esto se refiere tanto a las empresas pequeñas que realizan las mediciones en edificios uni y multifamiliares, a las instalaciones industriales como a la energética profesional.

Los métodos de una y dos pinzas pueden acelerar considerablemente los ensayos selectivos de las puestas a tierra múltiples. Independientemente del lugar de los ensayos, las líneas de transmisión aérea, los sistemas de puestas a tierra de pararrayos u otras puestas a tierra compuestas por muchos terminales aéreos unidos entre si por arriba pueden medirse usando las pinzas amperimétricas solamente si están conectados entre sí debajo del suelo.

Una función interesante es la medición de la resistividad de suelos con el método Wenner. Con este método es posible definir a qué profundidad se presenta un suelo de la menor resisitividad. Es una información inestimable para los diseñadores y contratistas de los sistemas de puesta a tierra, dado que permite reducir considerablemente los costes de los materiales usados y acortar el tiempo de trabajo en la construcción de la puesta a tierra. En muchos casos la medición de la resistividad es imprescindible con el fin de definir el valor requerido de la resistencia para la puesta de tierra ensayada.

 

Equipamiento    

El juego estándar, a pesar de su atractivo precio, está equipado con muchos accesorios útiles. El propio instrumento está dotado de una funda especial adicional cosida de manera que sea posible conectar al aparato los cables sin sacarlo de la funda.

Miernik w futerale umożliwiającym pracę bez wyjmowania

Fot. 3. Medidor en la funda que permite el trabajo sin sacarlo.

 

El medidor en la funda puede colocarse en otro embalaje, más grande, el cual sirve como embalaje común de transporte también para los accesorios.

Pokrowiec z zawartościąPokrowiec z zawartością

Fot. 4. Funda con el contenido - vista desde los dos lados

En el embalaje grande encontraremos dos sondas de 30 cm para clavarlas en el suelo, un carrete con el cable de 25 m de longitud, un carrete con el cable de 50 m de longitud, los cables de medición de 1,2 m y 2,2 m, la sonda de punta, las pinzas de cocodrilo, el cable USB para la transmisión de datos, el alimentador para cargar la batería y, lo que no es frecuente en juegos económicos, la mordaza de tornillo para conectar el medidor a la puesta a tierra ensayada. La mordaza garantiza el buen contacto con la puesta a tierra. Esto es posible incluso en una situación en la cual la puesta a tierra a la que nos conectamos esté corroída o pintada. La estructura especial del pasador corta este elemento, garantizando una resistencia insignificante de la conexión.

Es preciso mencionar que adquiriendo unos elementos adicionales, como las pinzas de emisión y recepción, podemos obtener un juego profesional de medición de las puestas a tierra a un precio razonable.

 

Autor: 
Roman Domański