Nuevo localizador de cables e infraestructuras subterráneas Sonel LKZ-2000

Las empresas dedicadas a la energética, las telecomunicaciones o en general al sector a la construcción encuentran en su actividad muchos problemas relacionados con la ubicación de los cables eléctricos en el suelo y otros elementos de la infraestructura subterránea. Las refinerías, las empresas de distribución de agua y alcantarillado o las dedicadas a la renovación quieren saber dónde está situada su infraestructura o la de otros, al menos para evitar su deterioro durante la obra. En la oferta de SONEL se encuentran los extendidos y reconocidos localizadores Sonel LKZ-1000. Actualmente estamos lanzando un nuevo modelo de localizador de cables y de infraestructura subterránea Sonel LKZ-2000. Es un dispositivo más avanzado, de una mayor potencia e indudablemente más eficaz en casos difíciles, manteniendo al mismo tiempo su facilidad de uso y la ayuda al operario con sugerencias en cuanto al siguiente paso.

El localizador LKZ-2000 cuenta con una pantalla LCD grande y legible.

Foto. 1. El localizador Sonel LKZ-2000 cuenta con una pantalla LCD grande y legible.

 

El receptor del localizador (LKO-2000) permite detectar y seguir el trazado de tubos, cables y otros elementos de la infraestructura subterránea que permiten el paso de corriente. Para un amplio espectro de aplicaciones están disponibles más de 70 frecuencias y 4 modos de trabajo (Electroenergético, Radio, Lineal, Sonda). Un papel clave lo desempeña la función de medición de ruidos. El dispositivo escanea las frecuencias seleccionadas, indicando las que serán las más útiles en la localización realizada, rechazando al mismo tiempo las frecuencias no recomendadas en un determinado terreno. Para garantizar una mejor eficacia de la localización es necesario seleccionar la frecuencia con el menor ruido posible. Los gráficos y los números que indican el nivel de ruido facilitan la selección de la frecuencia adecuada. Para interpretar con más facilidad los niveles de ruido se marcan mediante números y en forma gráfica.

El transmisor del localizador (LKN-2000) tiene como objetivo inducir señales en la instalación de destino. Las señales obtenidas de esta manera son detectadas por el receptor (LKO-2000). Es importante la opción de configuración del dispositivo de manera que la señal emitida tenga una de las 70 frecuencias definidas.

Una solución útil es la función de potencia alta en la salida. Esta función permite emitir una señal de 12 W de potencia por la línea activa y con una frecuencia máxima de 10 kHz. Esta función es usada, por ejemplo, en la localización de tubos de acero subterráneos de gran diámetro y en la localización a una distancia larga. P.ej. los datos estimados para un tubo de hierro de un diámetro de 300 mm, enterrado a una profundidad de entre 1,5 y 2 m, con una frecuencia de emisión y recepción de 640 Hz permitirán realizar una localización eficaz a una distancia de más de 5 km. El aumento de la frecuencia hasta 8kHz reducirá esta distancia en más de 1 km, mientras que el aumento de la frecuencia hasta el valor de 33 kHz permitirá al usuario realizar el trazado a una distancia de aprox. 1,5 km.

Los modos Lineal y de Radio están basados en señales activas. Es preciso resaltar que las señales activas son colocadas en la línea de destino a través del transmisor. En el modo Lineal desempeñan un papel importante la conexión galvánica , la inducción con pinzas amperimétricas y la excitación inductiva. El modo Lineal requiere una conexión directa a la línea de destino y la corriente es enviada a la línea cerca del transmisor. Es preciso prestar atención también al modo Radio, en el cual la señal es enviada desde la antena colocada en el interior del tubo no metálico.

El modo Electroenergético, que utiliza señales pasivas, permite al receptor detectar los cables eléctricos bajo tensión de una frecuencia de 50 Hz o 60 Hz. En las señales pasivas está basado también el modo Radio, que permite al receptor detectar tanto los cables que reciben como los que emiten ondas de radio de muy baja frecuencia (VLF).

El localizador completo Sonel LKZ-2000 está compuesto por el transmisor y el receptor.

Foto. 2. El localizador completo Sonel LKZ-2000 está compuesto por el transmisor (LKN-2000) y el receptor (LKO-2000).

 

Receptor

El receptor que opera en modo pasivo (Power) permite trabajar utilizando las frecuencias de 50 Hz, 100 Hz, 450Hz/60Hz, 120 Hz y 540 Hz. A su vez el modo pasivo (Radio) se basa en las frecuencias de 15 kHz a 60 kHz. Un papel clave lo desempeña el modo activo con transmisor y con las frecuencias: 512 Hz, 3140 Hz, 8192 Hz, 32768 Hz y 83,1 Hz. La configuración de la antena está basada en el valor de cresta individual, en el valor de cresta doble, en el punto cero y en el campo completo.

En el modo Power el rango de medición de la profundidad es de hasta 3 m, y en el modo Radio de hasta 2 m. En cambio en el modo activo con transmisor el rango de medición de la profundidad alcanza 4,6 m, y en el modo de sonda incluso 6 m.

Vale la pena prestar atención a la precisión de la medición. El error no sobrepasa el 5% de profundidad en el modo Lineal o Sonda (de 0,2 m a 4,6 m) y el 10% de profundidad en el modo Sonda para mediciones de 4,6 m a 6 m. El uso de la interfaz de comunicación Bluetooth permite un control remoto del transmisor. En el dispositivo se ha previsto una función de apagado automático. El localizador puede trabajar a temperaturas entre 20°C y 50°C. Es importante la posibilidad de trabajar bajo ángulo, lo que permite realizar la detección debajo de obstáculos, p.ej. debajo de un automóvil aparcado o debajo de un edificio.

El receptor es controlado con las teclas del teclado, que cumplen una serie de funciones dependiendo del modo de trabajo seleccionado.

 

El localizador LKZ-2000 durante el trabajo.

Foto. 3. El localizador LKZ-2000 durante el trabajo.

 

Transmisor

El localizador completo de cables e infraestructuras subterráneas Sonel LKZ-2000 está compuesto también por el transmisor, que trabaja en las siguientes frecuencias: 512 Hz, 3140 Hz, 8192 Hz, 32768 Hz, 83,1 kHz y 20 kHz. La potencia de salida tiene 5 niveles, y la potencia máxima en el modo inductivo es de 3 W. El valor de la potencia con conexión galvánica alcanza 12 W, tomando en consideración una impedancia de la instalación conectada de 100 Ω.

Equipamiento adicional

El localizador de cables e infraestructuras subterráneas, Sonel LKZ-2000, adicionalmente puede estar equipado con pizas amperimétricas de 5", un marco "A" (para localizar el lugar de averías por puesta a tierra), una sonda de transmisión NAD-1 (8 kHz, 33kHz "flotante"), un cable de transmisión en bobina destinado para la instalación de instalaciones no metálicas y un alimentador junto con un paquete de baterías para los transmisores. El uso de la Sonda BIK permite una identificación inalámbrica de los cables.

 

El marco "A" permite localizar el lugar de averías por puesta a tierra.

Foto. 4. El marco "A" permite localizar el lugar de averías por puesta a tierra.

 

Como equipamiento adicional el localizador LKZ-2000 puede estar equipado con un cable de transmisión de 30, 50 u 80 m de longitud.

Foto. 5. Como equipamiento adicional el localizador LKZ-2000 puede estar equipado con un cable de transmisión de 30, 50 u 80 m de longitud.

 

Resumen

En caso del localizador Sonel LKZ-2000 es preciso prestar atención sobre todo a la posibilidad de selección del modo adecuado de localización. Una característica importante que distingue a este dispositivo de los demás equipos disponibles en el mercado es la posibilidad de analizar las perturbaciones que existan en el lugar de la localización. En consecuencia, se selecciona la frecuencia más eficaz adaptada a las condiciones existentes en el lugar de trabajo del dispositivo. De esta manera se evitan frecuencias no eficaces, lo que permite acelerar y aumentar de manera significativa la eficacia de las localizaciones realizadas. La posibilidad de realizar un control remoto del transmisor a nivel del menú del receptor mejora el confort de trabajo con el localizador y reduce sustancialmente su duración.

Es preciso resaltar que las frecuencias más bajas ofrecen un mayor alcance que las más altas. A su vez las frecuencias más altas interaccionan más fácilmente con las líneas, pero pueden también interaccionar con otras líneas distintas a la de destino.

Autor: 
Sonel